Buenas prácticas en la EDUSI de Quart de Poblet

Personal municipal se desplaza al eje viario Trafalgar-Villalba de Lugo, en remodelación, para recoger las propuestas y necesidades de los vecinos y comercios durante las obras

Una comisión mixta, técnico-ciudadana, supervisa también el avance de los trabajos

La remodelación integral del eje viario Trafalgar-Villalba de Lugo es una de las operaciones más significativas del proyecto de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del Ayuntamiento de Quart de Poblet, cuya ejecución va a suponer la realización de actuaciones en el municipio con una inversión total de casi 10 millones de euros, financiados al 50% por el Fondo de Desarrollo Regional (FEDER) de la UE, a través del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) 2014-2020, y por el propio consistorio.

No sólo se trata de una obra que supone una evolución importante hacia el modelo de municipio inteligente (smart city) y sostenible, sino que es también una de las buenas prácticas que el Ayuntamiento planteará ante la UE en el desarrollo de su EDUSI. Lo es porque, más allá de los aspectos técnicos de la obra, se ha diseñado un plan de participación ciudadana pionero, en el que las propuestas de los vecinos y las vecinas son trasladadas a la gestión.

Por un lado, está en marcha una comisión ciudadana, integrada por vecinos, vecinas y comerciantes, que ya ha celebrado varias reuniones, en las que participan también los responsables técnicos del proyecto y el teniente de alcalde y director ejecutivo de la EDUSI, Juan Medina. En ella, además de recibir información sobre cómo van a evolucionar las obras, la representación ciudadana traslada las incidencias que han detectado y sus propuestas de mejora para que el desarrollo de las actuaciones se realice minimizando las molestias, ya que se trata de un proyecto complejo de remodelación integral, incluidas todas las redes y conducciones del subsuelo, en el que surgen siempre imprevistos, como ha sido en este caso la necesidad de reconducción de una acequia o a la aparición de un puente del siglo XIX, que ralentizan los trabajos. Todo aquello que es viable se realiza y, en caso de que sea imposible de abordar, el personal técnico municipal detalla las razones y estudia otras opciones más factibles.

Pero, además, con el objetivo de que esa atención directa se mantenga también en el tiempo que transcurre entre reunión y reunión, personal municipal debidamente identificado visita periódicamente la zona para facilitar una comunicación fluida con los miembros de la comisión y la ciudadanía, en general. Recogen, in situ, las sugerencias y las quejas para canalizarlas a través del área de Urbanismo.

La reurbanización del eje viario supone una inversión total cercana al millón y medio de euros. De ellos, una parte se subvenciona a través de las ayudas al Fomento de Ciudades Sostenibles y Competitivas para el periodo 2013-2016 del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbana. La otra, 756.000 euros, se cofinancian al 50% a través del POCS 2014-2020 del FEDER y de los recursos propios del Ayuntamiento.