El Ayuntamiento continúa las obras de mejora en el barrio Río Turia dentro del proyecto FEDER-EDUSI

Culminada ya la remodelación integral de la calle Trafalgar y a punto de hacerlo en la avenida Villalba de Lugo, el Ayuntamiento aborda ahora la mejora de la accesibilidad y parte de las infraestructuras en las calles Margarita Salas, Sagunt y transversales, en el marco de la remodelación del barrio Río Turia. Como en la anterior fase, se trata de una actuación cofinanciada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020 para las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI). La inversión prevista es de 572.976,54 euros.

La alcaldesa, Carmen Martínez; el primer teniente de alcalde y concejal de Planificación Territorial y Sostenibilidad, Juan Medina, y personal técnico responsable del proyecto se reunieron ayer con vecinos y vecinas, así como con comerciantes de la zona afectada por los trabajos, para facilitarles información sobre las actuaciones que se van a realizar y ponerse a su disposición. El objetivo del encuentro fue también constituir una comisión ciudadana de seguimiento de las obras, la tercera que se crea en proyectos FEDER-EDUSI desarrollados en Quart de Poblet, con el objetivo de que exista un órgano de coordinación que permita dar información puntual y detallada a las personas residentes y comercios de la zona y, a la vez, recoger sus propuestas de mejora o los avisos sobre incidencias que detecten.

El objeto de esta actuación es la renovación y revalorización de parte de las calles Sagunt y Margarita Salas y transversales con Roger de Flor, Tribunal de les Aigües (parte) y Reverenda Madre Asunción Soler Gimeno mediante una actuación completa de reurbanización.

Aproximadamente un 27% del coste total se destina a obra hidráulica, es decir, a la renovación de las redes de agua potable y, sobre todo, a la instalación de nuevos colectores de saneamiento (incluyendo las acometidas gratuitas para las comunidades de propietarios en ambos casos).

El resto del presupuesto se ha destinado a la mejora de la urbanización de las calles.

La solución adoptada mantiene un único sentido de circulación, dejando un espacio de aparcamiento y de zona peatonal con mayor amplitud y más ordenados. Se proyecta el aparcamiento en cordón en todos los tramos posibles de la calle, respetando siempre un espacio mínimo de acera libre entre 2,00 – 2,45 metros.

En la actuación se prevé el respeto de los accesos a garajes, la ubicación de zonas de carga y descarga y plazas de parking para personas con movilidad reducida. Se proyectan unas calles más verdes, con nuevas zonas de estancia y descanso.

La instalación de una nueva iluminación con tecnología led es mucho más sostenible, reduciendo el coste energético y las emisiones de CO2. Asimismo, se han diseñado pasos de peatones más accesibles y seguros para el viandante, de manera que se cruce a pie plano de una acera a otra y se aumente la visibilidad.  Habrá un pavimento especial en las intersecciones para facilitar el paso a las personas con deficiencia visual

El proyecto incluye la renovación del mobiliario urbano y la incorporación de zonas verdes que mejoren el paisaje urbano de las calles. Se prevé un sistema de riego por goteo de árboles y plantas y pavimento drenante en los alcorques.

Por lo que respecta a la recogida de residuos, se instalarán contenedores soterrados, siempre que sea posible, y en cualquier caso se establecerán puntos limpios (islas de contenedores evitando la dispersión a lo largo de la calle).