El Ayuntamiento culmina la primera fase del proyecto FEDER de gestión del aparcamiento público mediante sensores

El Ayuntamiento de Quart de Poblet ha culminado, con la colocación de 122 sensores, la primera fase del proyecto de instalación de un sistema de gestión del aparcamiento público, que tiene como objetivo informar en tiempo real a los conductores y conductoras de las plazas de estacionamiento libres, incidiendo especialmente en aquellas destinadas a personas con movilidad reducida. Se trata de una de las operaciones cofinanciadas al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020, en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del municipio.

“Para la aprobación de la EDUSI, que supone a Quart de Poblet recibir 5 millones de subvención, Europa exige el desarrollo de proyectos de movilidad sostenible, que reduzcan las emisiones de CO2 y el tráfico dentro de los cascos urbanos, en los que cada vez se debe primar más los entornos pensados para el peatón. La instalación de los sensores para la gestión del aparcamiento público es uno de esos proyectos, que está en la línea de las nuevas directivas europeas y mundiales. Al facilitar información sobre las plazas libres, hace que se reduzca el tiempo de circulación buscando aparcamiento y, por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero y la huella de carbono. Para la ciudadanía implica también un ahorro de combustible y de tiempo. Es un proyecto contemplado en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que ha recibido ya tres premios, tanto de ámbito nacional como autonómico”, explica el diputado provincial de Proyectos Europeos y concejal de Movilidad Sostenible, Bartolomé Nofuentes.

En una segunda fase, se abordará entre otras actuaciones la puesta en marcha de una APP para móvil, a través de la cual el usuario o usuaria podrá conocer en tiempo real qué plazas públicas de aparcamiento están libres en la zona a la que se dirige. Esta herramienta estará basada en las tecnologías existentes que permiten hacer uso del móvil sin necesidad de dejar libre el volante y garantizando la seguridad en la conducción, como ocurre con los navegadores.

En concreto, los sensores se han instalado en las plazas de estacionamiento para personas con movilidad reducida y en las destinadas a carga y descarga de las calles Azorín y Reverendo José Palacios (tramo entre Roll de les Eres y Marqués del Turia), así como en las 97 plazas existentes (tres de ellas para movilidad reducida) en el parking público ubicado junto a la Biblioteca Pública Municipal.

Los beneficios del proyecto se traducen en una disminución de la contaminación, de las emisiones de C02; en un ahorro en tiempo y en consumo de combustible para el conductor o conductora; en la mejora a la accesibilidad de las plazas y en la posibilidad de parametrizar los usos de las plazas de aparcamiento, estableciendo cuántas existen, en cuáles se da mayor ocupación, qué horas son las de máximo o mínimo uso, principales incidencias…, lo que permite un diseño mucho más eficiente de la planificación del tráfico y de la creación de zonas de estacionamiento público, además de aportar datos fidedignos para estudios y para el desarrollo de nuevas iniciativas ligadas a la ciudad inteligente (smart city).

Además, el sistema tiene funcionalidades que se pueden habilitar en desarrollos futuros, como es la posibilidad de detectar si una plaza para personas con movilidad reducida está siendo utilizada de forma correcta o fraudulenta, y si se está superando el tiempo de estacionamiento permitido en la carga y descarga.

 

Por otra parte, a los aspectos ligados a la innovación y la ivestigación, el programa digital o la economía de bajas emisiones de carbono, se unen los de inclusión y bienestar social, ya que este proyecto funciona como piloto para llegar a la implementación de una plataforma desde la que las personas con movilidad reducida que quieran desplazarse en coche puedan saber de qué plazas de aparcamiento libres disponen en cualquiera de los municipios que estén adheridos.