Una comisión ciudadana de seguimiento supervisará las obras de remodelación de la avenida Villalba de Lugo

La alcaldesa y el concejal de Urbanismo se reúnen con los vecinos y vecinas para informarles de los trabajos, que se inician el 26 de febrero en el tramo de numeración impar

Culminada ya la remodelación integral de la calle Trafalgar, el Ayuntamiento aborda ahora la segunda fase del proyecto, que supone la mejora de la accesibilidad y parte de las infraestructuras en la avenida Villalba de Lugo. Como en la anterior fase, se trata de una actuación cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (2014-2020) para las Estrategias de Desarrollo Urbano Integral (EDUSI). En este caso, la aportación del FEDER es de 477.179,69 euros y la del Ayuntamiento, 238.589,85 euros.

 

Con el objetivo de informar a los vecinos y vecinas, y a los y las comerciantes de la zona, así como de poner en marcha, al igual que se hizo en Trafalgar, una comisión ciudadana de seguimiento de las obras, se celebraron ayer sendas reuniones informativas en el Salón de Actos del Ayuntamiento, en las que la alcaldesa, Carmen Martínez; el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Sostenibilidad y Gobierno Abierto, Juan Medina, y técnicos municipales de la Oficina Técnica de Urbanismo, de Policía y de Movilidad, resolvieron todas las dudas que las personas que residen o regentan un negocio en la zona plantearon.

 

El encuentro sirvió también para dar los primeros pasos de la constitución de una Comisión Mixta Ciudadana, a la que se han sumado una representación del comercio local y de las diferentes comunidades de vecinos y vecinas de la avenida Villalba de Lugo que se reunirán periódicamente con los representantes políticos y técnicos del Ayuntamiento para recibir información y trasladar propuestas, como se hizo con éxito en la calle Trafalgar.

 

Las obras en Villalba de Lugo comenzarán el próximo 26 de febrero, en el tramo de los números impares. Se mantendrá abierta al tráfico por el tramo par, en el que se permite el estacionamiento también. El aparcamiento quedará prohibido en la zona de actuación y el corte del acceso a garajes se hará por fases.