LA ESTACIÓN DE RENFE SERÁ PUNTO DE ATENCIÓN CIUDADANA Y TURÍSTICA

LA ESTACIÓN DE RENFE SERÁ PUNTO DE ATENCIÓN CIUDADANA Y TURÍSTICA

La antigua estación de Renfe de Quart de Poblet se convertirá en un punto de información y referencia sobre Patrimonio Cultural local y Turismo. Una vez finalizadas las obras que han posibilitado la recuperación del histórico edificio, se inicia la fase de equipamiento para dotar de servicios a la infraestructura y posibilitar su puesta en marcha cara a la ciudadanía.

La actuación forma parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) del municipio, cofinanciada al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

La infraestructura cuenta con 160 metros cuadrados. En la planta baja se ubicará un punto de información turística y un espacio smart para monitorizar servicios inteligentes, mientras que en el nivel superior se habilitará una sala de exposiciones para exhibir la riqueza patrimonial de la localidad.

Para realizar la operación se ha tenido en cuenta el objetivo transversal de accesibilidad marcado por la estrategia EDUSI para garantizar un adecuado servicio a las personas con movilidad reducida y favorecer su inclusión. Así, se han eliminado las barreras arquitectónicas, con la construcción de rampas y la instalación de un ascensor para acceder a la planta superior. Asimismo, la actuación sigue las directrices del Plan Quart sin Barreras y del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, PMUS.

En cuanto a la sala Smart, esta será una herramienta más para consolidar Quart de Poblet como una ciudad inteligente con la combinación de las tecnologías junto a los datos inteligentes para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Por ejemplo, desde este espacio se monitorizará el tráfico rodado para conseguir una mayor racionalización del mismo.

Línea histórica

La estación formó parte de la línea ferroviaria histórica que conectaba Valencia con Llíria. En la década de los años 80 del siglo pasado se consolidó como línea de Cercanías entre la capital del Turia y Ribarroja. Con la construcción del metro, el servicio de tren desapareció en Quart de Poblet en el año 2007. Asimismo, con la puesta en marcha del transporte subterráneo, se eliminaron las vías, que suponían una barrera divisoria en la localidad, y los peligrosos pasos a nivel.

De esta manera se generó un nuevo paisaje urbano, más agradable, funcional y seguro. El edificio se adapta al renovado entorno, un espacio de mayor calidad y para el uso y disfrute de la ciudadanía.

No Comments

Post A Comment